Weekend in Costa Brava

DCIM101GOPROG2782240.

La Costa Brava, esa gran desconocida para muchos, esconde maravillas gastronómicas, paisajes que quitan el sentido y  un clima ideal para pasar desde un fin de semana, como hemos hecho nosotros en varias ocasiones, hasta todo el tiempo que uno desee perderse en este magnífico litoral que recuerda a la mismísima Cote de Azur francesa.

Callela de Palafrugell, costa brava
Callela de Palafrugell, precioso pueblo de la costa brava catalana.

La Costa Brava tiene una gran extensión de costa que va desde Blanes hasta el Portbou, colindando con Francia, cada zona tiene su encanto, pero si hay un pueblo que me ha robado el corazón es Callella de Palafrugell. Es un bonito pueblo pesquero, repleto de casitas blancas y azules que trasmiten el auténtico espíritu mediterráneo.

Restaurante La Blava, Calella de Palafrugell
Restaurante La Blava, Calella de Palafrugell

Si me quedo con algo más que el encanto de este pueblo es con este maravilloso restaurante, La Blava. Personal súper atento, decoración acogedora y comida de 10 al borde de la playa a un precio razonable. Sin duda un “must” si decidís pasaros por este encantador lugar.

Calles de Callela de Palafrugell
Así son las callejuelas de Calella de Palafrugell

 

tienda marinera en calella de palafrugell
Tienda de decoración con estilo marinero, visita obligada.

Calella cuenta con unas playas perfectas para relajarse y tomar el sol y os prometo que no os decepcionará. Como curiosidades, merece la pena visitar una cuidada tienda de decoración inspirada en el mundo náutico y marinero, llamada Carla Llimona.

Otro alto en el camino que merece la pena destacar es Peratallada, un encantador pueblecito del interior de Girona donde te sentirás en el medievo. Calles adoquinadas y estrechas, grandes masías y pequeños restaurantes te conquistarán.

Masia en Peratallada, interior de Girona.
Masia en Peratallada, interior de Girona.

 

Terrazas de Peratallada
Uno de sus encantadores restaurantes.

 

Peratallada, un alto en el camino
Peratallada, un alto en el camino

Oro lugar fantástico de la Costa Brava es, sin lugar a dudas, Begur. Ya conocía Begur y alguna de sus calas, como Aiguablava,  pero esta vez quería recorrer el famoso Camí de Ronda, para descubrir otras partes de Begur que aún desconocía.

Begur, camí de Ronda
Begur, camí de Ronda

Me fascinó el poder moverme por la costa e ir descubriendo los diferentes rincones, que de otra manera no puedes ver. Recomiendo al 100% que si podéis os escapéis a este precioso rincón de la costa catalana, no os decepcionará. Aquí os dejo algunas de las fotos que hemos hecho en este tramo del viaje:

Calita de roca en el sendero de Calella de Palafrugell hacia Llafranc
Calita de roca en el sendero de Calella de Palafrugell hacia Llafranc

 

De Aiguafreda a Sa Tuna, Begur
De Aiguafreda a Sa Tuna, Begur, cala de roca perfecta para hacer smorkel.

Si buscas hacer snorkel Aiguafreda es tu cala. Si lo que estás deseando es comer algo al borde de la playa para después pegarte un buen chapuzón te recomiendo la cala de Sa Tuna y si quieres un poco más de aventura desciende hasta la escondida cala de S’Eixugador, no te defraudará!

Llegando a Sa Tuna
Llegando a Sa Tuna.

 

Vista de Sa Tuna desde el Camí de Ronda
Vista de Sa Tuna desde el Camí de Ronda.

 

Vista desde el Camí de Ronda entre Sa Tuna y S'Eixugador.
Vista desde el Camí de Ronda entre Sa Tuna y S’Eixugador.

Como véis, no tienen nada que envidiar a las famosas calas de las baleares y tan sólo están a un par de horas de coche de Barcelona, la escapada perfecta.

Espero que os haya gustado.

Un abrazo grande,

Sergio

Fin de semana en Costa Brava
When the sun goes down…

Deja un comentario