Discover Lisbon

Puesta de Sol desde la Praza do Comerço.

Lisboa, la capital de Portugal, es una de mis ciudades preferidas. Con muchos rincones por descubrir, sigue guardando su estilo particular mezclando colores vivos en fachadas con sus característicos azulejos de lo más originales.

Hoy os quiero contar cómo ha sido mi viaje al corazón del país vecino y daros algunos consejos de qué hacer y visitar y también dónde comer en la capital.

Azulejos y más azulejos, así es Lisboa
Azulejos y más azulejos, así es Lisboa

Nosotros hemos optado por alojarnos en una zona tranquila pero bien conectada como es la de Saldanha, a escasos 15 min del centro histórico en metro o autobús. El hotel Evolution nos ha encantado, moderno y con un personal súper amable. Cuenta con una piscina interior y otros servicios como gimnasio y una espectacular sauna con vistas a la plaza desde el ultimo piso.

Hotel Evolution Lisboa
Vistas del Hotel desde la Plaza Saldanha.

Es una zona genial para despertarte e ir a desayunar a alguno de sus cafés cercanos, como el Choupana Café, donde verás a muchos lisboetas tomando pastéis antes de entrar a trabajar.

Por esa misma zona, a nostros nos encantó L’Éclair, dicen que una de las mejores pastelerías francesas en Lisboa y no se equivocan!

EL Street Art está muy presente en Lisboa.
EL Street Art está muy presente en Lisboa.

Lisboa es una ciudad para pasear y perderse en sus callejuelas.  Empezando por el Barrio de Baixa, el más céntrico, donde se encuentra La Avenida da Liberdade , la gran arteria de la ciudad. Es un paseo obligado por sus aceras con mosaicos en blanco y negro, sus edificios del siglo XIX, sus terrazas, monumentos y jardines.

En Baixa encontrarás las grandes plazas de la ciudad como son Restauradores, Rossio y la Praça de Figueiras, que te lleva,  a través de la Rúa Augusta, a la Praça do Comerço, para mí la más bonita de la ciudad con una preciosa vista al mar y al reconocido Puente 25 de Abril, uno de los principales símbolos e iconos lisboetas.

Praza Figueiras con la luna al fondo.
Praza Figueiras con la luna al fondo.

 

Praza do Comerço al anochecer.
Praza do Comerço al anochecer. Castillo de Sao Jorge al fondo.

Muy cerquita de la Praza do Comerço hemos encontrado el mejor lugar para “brunchear” de la capital. Se llama Brunch Café y tanto el trato como el local y la comida son espectaculares. Sin duda repetiría.

En Baixa puedes encontrar muchos y muy peculiares restaurantes, a nosotros nos ha encantado A Casa de Alentejo, un restaurante muy local, con una pequeña terraza interna, donde tu mismo te sirves y puedes conocer un poco más como viven los lisboetas de a pie. Muy económico!

Otro es el restaurante muy TOP es Bastardo, situado en el International Design Hotel, trato increíble, decoración genial y comida fusión a buen precio. Totalmente recomendable.

Comer en Lisboa, un verdadero placer.
Comer en Lisboa, un verdadero placer.

Chiado y Barrio alto. El Barrio de Chiado, es elegante y bohemio, también conocido como el “Montmartre” lisboeta. Barrio alto, representa a la lisboa alternativa, uno de los mejores lugares para escuchar Fado.

Para llegar a ambos barrios, lo ideal es tomar el tranvía número 28 o subir por el elevador de Santa Justa, situado en la Plaza de los Restauradores.

Barrio Alto
Una de las muchas maneras de llegar al Barrio alto.

La Plaza Luis de Camões, que separa ambos barrios es un punto de encuentro de la juventud de la ciudad para pasar una noche de fiesta de lo más lisboeta.  A nosotros nos encantó el PARKuna terraza escondida en lo alto de un parking, cócteles y buena música entre locales.

Situado en el barrio de Chiado, merece especial mención el restaurante O Cantinho de Avillez, platos de autor con un claro toque de la gastronomía portuguesa de la mano del reconocido chef portugués José Avillez.

Restaurante Pharmacia, Mirador de Santa Caterina, hot spot
Restaurante Pharmacia, Mirador de Santa Caterina, hot spot

Otro de los miradores de esta ciudad, y donde se encuentra el Restaurante Pharmacia, ubicado en el mismo museo, es el de Santa Caterina, donde podrás observar el puente del 25 de Abril en todo su esplendor.

Alfama, barrio de pescadores, entre el Castillo de Sao Jorge y el mar, la esencia de la verdadera Lisboa. Sus callejuelas estrechas y empinadas, hacen que lo más cómodo sea tomar el mítico tranvía 28 para llegar a la parte alta de este barrio.

El Tranvía número 28, la mejor manera de llegar a lo alto de Alfama.
El Tranvía número 28, la mejor manera de llegar a lo alto de Alfama.

El Castelo de São Jorge, es una visita indispensable de la ciudad, desde allí podrás admirar una genial puesta de sol y ver como se ilumina la capital lisboeta a la vez que descubres los torreones y las murallas de este genial castillo.

Lisboa desde Sao Jorge, sunset
Puesta de sol en Lisboa desde el Castillo de Sao Jorge

Lisboa, se hace querer, al igual que Belém, situado a escasos 10 km de la capital, parada obligatoria para probar sus famosos pastéis de nata, la Torre de Belem y el Monumento a los Descubrimientos con Henrique a la cabeza.

Monumento a los descubrimientos, Belém.
Monumento a los descubrimientos, Belém.

He de decir que en Belém, una parada obligatoria es el Museu Berardo, sin duda una grata sorpresa. Este Museo Contemporáneo Internacional, que además es de acceso gratuito, recoge una gran colección de artistas del siglo XX y XXI.

Museu Berardo, Belém
Museu Berardo, Belém

Otras visitas obligatorias cercanas a Lisboa son Cascáis y Sintra. Estoril, que queda de camino a Cascáis, no es gran cosa, a no ser que quieras pasar un buen rato en su famoso Casino.

Cascáis, es una escapada ideal para pasar una mañana o una tarde. Se encuentra  unos 40 minutos de Lisboa en coche, y de fácil y económico acceso en tren desde la estación de Cais de Sodré. Es pueblecito con encanto, perfecto para pasar el día en la playa o callejeando por sus blancas calles.

Anochecer en Cascáis
Anochecer en Cascáis

Por último, Sintra, ese pueblo mágico que hará que te transportes a otra época. Nosotros llegamos en coche por la costa desde Cascáis. La costa, abrupta y bella, es genial para la práctica del surf. Sus playas y paisajes, hacen que te entretengas más de la cuenta antes de llegar a tu destino.

Uno de los castillos de Sintra.
Sintra, frondosa y mística. Palacio da Regaleira.
Street Art, Sintra
Street Art, Sintra
Centro del Pueblo de Sintra
Centro del Pueblo de Sintra

Es recomendable llegar temprano, si vais en coche, dado que las plazas de aparcamiento son limitadas. Palacio da Pena, Castelo dos Mouros, Palacio Nacional y Quinta da Regaleira, son un “must” en tu visita a Sintra.

Espero que os haya gustado esta pequeña guía y que disfrutéis de vuestro viaje a Lisboa. Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en enviarme cualquier mensaje a través del blog o mis redes sociales.

Un abrazo grande.

Sergio

Tarde noche en Cascáis
Tarde noche en Cascáis

 

 

2 Replies to “Discover Lisbon”

  1. Me alegra que te guste Lisboa. Muy interesante el recorrido que habeis hecho. nosotros estuvimos en Marzo y nos hospedamos en la calle Garret, en unos apartamentos preciosos. Tambien hemos estado en Cantinho. En la alfama hay un restaurante muy interesante CHAPITÒ A MESA. La terraza Park es muy peculiar, buena musica. Me gusto. Tambien estuve en el restaurante SEA ME, solo pescado y marisco, me gusto mucho. En fin, comparto con vosotros el encanto de esta ciudad. Ah, acabo de estar tres dias en Estoril y te puedo decir que es un sitio maravilloso junto con Cascais. Recomiendo sobre todo a los gallegos, que antes de hablar de Portugal, lo conozcan y lo visiten. Seguro que se sorprenderan, yo ya hace muchos años que lo conozco y el proximo domingo me largo al Algarve a pasar 15 maravillosos dias de playa e peixe grellhado.

    1. Hola Alfonso!! Me alegra que te guste, me anoto tus consejos para la próxima visita al país vecino! Yo creo que poco a poco más gallegos están conociendo Portugal, que sin duda no defrauda. Pásalo en grande en el Algarve, otro destino que conozco bien y me encanta! Un abrazo grande y pasarlo bien!

Deja un comentario